Contaminación por vertimientos

 
 

La descarga de contaminantes en áreas costeras y marinas disminuye la calidad del agua, lo que hace que el surf y otras actividades recreativas basadas en el agua sean peligrosas para la salud humana y la vida marina. Por lo tanto, sin protecciones sólidas para la calidad del agua, el acceso físico a los lugares para surfear puede resultar inútil en la práctica. Las formas de contaminación que contribuyen a dicha contaminación incluyen las aguas residuales o la descarga de aguas residuales; vertimientos de residuos sólidos comerciales o industriales; escorrentía de fertilizantes u otros productos agrícolas químicos; fugas o derrames de infraestructura de petróleo y gas; y restos de plástico. Así como el nivel de legislación y políticas en torno a la contaminación del agua puede variar dramáticamente de un país a otro, también puede variar el nivel de riesgo asociado con la contaminación del agua. Además, incluso en países con buenos recursos y con marcos claros de gobernanza de la contaminación del agua, la falta de vigilancia y de gobierno en esta área puede resultar perjudicial para los ecosistemas costeros y marinos. Por ejemplo, Inglaterra tiene una de las peores calidades de aguas de baño de Europa. Los protocolos de seguimiento regionales, como las normas sobre la calidad de las aguas de baño y los informes de la Agencia Europea de Medio Ambiente, proporcionan una forma importante de rendición de cuentas pública.

 

1 CASOS DE ESTUDIO

 

1.1 CORNWALL, INGLATERRA

En 1990, los surfistas preocupados por la grave contaminación de las aguas costeras de Inglaterra en Cornwall se unieron para levantarse contra la contaminación del océano y pedir un cambio, formando la base de lo que se convirtió en la organización Surfers Against Sewage. A lo largo de décadas, estos surfistas abogaron por medidas más sólidas contra la contaminación crónica por aguas residuales. Más recientemente, en septiembre de 2021, la campaña reunió más de 40.000 firmas que presentó a funcionarios gubernamentales como parte de la campaña #EndSewagePollution. Esta petición y otros esfuerzos de defensa ciudadana organizados por Surfers Against Sewage llevaron a cambios significativos en la Ley de Medio Ambiente nacional para aumentar la acción gubernamental y corporativa en torno a la contaminación del agua. Surfers Against Sewage también ha creado una aplicación y herramienta de monitoreo de la calidad del agua en tiempo real, llamada Safer Seas and Rivers Service, cuyo objetivo es informar al público británico y capacitar a los miembros de la comunidad para que tomen medidas contra la contaminación por aguas residuales.

 

2. TOMAR ACCIÓN

● Identifica las fuentes directas de descarga.

● Contacta al responsable y pregúntale formalmente qué acciones tomará para dejar de contaminar.

● Estudia si existen regulaciones específicas aplicables con especialistas y autoridades (por ejemplo, estándares de calidad).

● Presenta una denuncia ante la entidad de fiscalización ambiental. Realiza análisis independientes sobre la calidad del agua.

● Inicia campañas para llamar la atención de las autoridades responsables.

● Busca asesoramiento jurídico para emprender acciones legales y reclamar una indemnización a los responsables.

 

3. UNIRSE A LA CAMPAÑA

Encuentra más información y participa en la campaña para poner fin a la contaminación de los océanos con Surfers Against Sewage: https://www.sas.org.uk/take-action/.